Álamos el impresionante paisaje de cráteres volcánicos bañados

Sonora no es sólo desierto sino, como todo México, polifacético. Y en este Pueblo Mágico como en sus alrededores es evidente: posee ecosistemas que por su biodiversidad son de gran importancia para el país, como el Pinacate dónde el impresionante paisaje de cráteres volcánicos bañados en lava negra inundarán tus sentidos.
Por su incomparable belleza fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. También es casa del águila dorada; el pueblo luce una traza armoniosa con portales blancos y tiene una interesante historia que en conjunto recibe el mote de “tesoro de la Sierra Madre Occidental”.
Si visitas esta tierra, tendrás la estancia más agradable de tu vida.
Déjate seducir por la apantallante belleza del centro histórico cuyo estilo barroco traído de Andalucía se mezcla con los antiguos pobladores de estas tierras; el resultado: un sincretismo maravilloso.Visita el Palacio Municipal y el Callejón del Beso, piérdete en la magia de sus leyendas y asómbrate con los jardines que adornan las sobrias casonas, listas para contarte sus memorias.
Inicia tu exploración desde la Plaza de Armas, corazón de esta bella ciudad minera declarada Pueblo Mágico en el 2005. Disfruta de la sombra que altas palmeras ofrecen a los paseantes, rodeando el espectacular kiosco de estilo morisco que corona la plaza. En su extremo sur, la Parroquia de la Purísima Concepción domina el escenario.
Dirige tus pasos hacia el espectacular templo barroco del siglo XVIII, símbolo representativo de Álamos, y permite que su torre y sus tres naves te narren los sucesos de nuestra historia de los que formaron parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *