Tuomas Pyrhönen inaugurará el V Festival Internacional de Órgano de la Ciudad de México

CDMX a 13 de Septiembre de 2017.- La fuerza y el misticismo de la música de órgano quedarán de manifiesto durante el V Festival Internacional de Órgano de la Ciudad de México, que se realizará del 13 de septiembre al 1° de octubre en distintas sedes. El encuentro, que reunirá a importantes intérpretes de este instrumento, es organizado por la Coordinación Nacional de Música y Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes y Organistas de México A.C.

La inauguración estará a cargo del finlandés Tuomas Pyrhönen, este miércoles 13 de septiembre, a las 19:00, tocará el órgano de origen alemán de la Antigua Basílica de Guadalupe, construido por la casa Rudolph Wurlitzer e instalado en diciembre de 1931.

En 1976, mientras la imagen de la Virgen de Guadalupe era trasladada a su sitio actual, el órgano de dicho recinto sonó por última vez, quedando en silencio por 34 años. Fue hasta diciembre de 2010, ya restaurado, que pudo volverse a escuchar.

Pyrhönen, quien visita por primera vez nuestro país, indicó que en el concierto inaugural interpretará obras de grandes compositores, así como una improvisación y una pieza contemporánea.

El público podrá escuchar Preludio y fuga en mi menor BWV 548 de Johann Sebastian Bach (1685-1750), Andante en fa mayor KV 616 de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), Children scenes op. 15 de Robert Schumann (1810-1856), Te Deum de Peteris Vasks (1946) y una improvisación sobre un tema mexicano.

Comentó que aunque ha ofrecido conciertos en muchos escenarios y países del mundo, seguramente la Antigua Basílica de Guadalupe es un lugar impresionante que le dejará una gran experiencia.

Señaló que al tratarse de un lugar tan importante, solo cuenta con dos horas para ensayar, por lo que será un gran reto, ya que además los órganos tubulares poseen grandes diferencias de acuerdo a la época y el país en el que fueron construidos.

El afamado organista, que se ha presentado en Hungría, Estonia, Lituania, Letonia, Rusia, Suiza, Dinamarca, Italia, Noruega, Islandia, Ucrania, Croacia, Nueva Zelanda, Polonia, Irlanda, Francia, Suecia, Alemania y Estados Unidos, informó que el 14 de septiembre también tocará en el Templo de Santa Teresa, en Guadalajara, Jalisco.

Respecto la improvisación, Pyrhönen dijo que los organistas lo hacen mucho en misas y conciertos, aunque es un recurso poco usado en la música clásica.

Sobre Peteris Vasks, aseguró que actualmente es el compositor más conocido y apreciado de Letonia, y que su obra Te Deum fue compuesta cuando dicho país se independizó de la Unión Soviética, por lo que es una pieza de júbilo.

Tuomas Pyrhönen estudió en la Academia Sibelius en Helsinki. “Tenía la idea de ser pianista de concierto, –recordó– pero mi padre, quien es sacerdote, me dijo que la carrera de organista podía ser más atractiva.

“Cuando tenía 14 años empecé a tomar clases de órgano y todavía cuando me inscribí en el Academia Sibelius tenía mis dudas, pero en la clase de música sacra me tocó un excelente maestro y me enamoré del instrumento”, comentó el intérprete, quien desde hace 15 años es organista de la Congregación de Joensuu y ha continuado su perfeccionamiento en Holanda, Italia y Gran Bretaña.

Mencionó que le pedirá a Víctor Contreras, director del Festival Internacional de Órgano de la Ciudad de México, material de compositores mexicanos para conocerlo y, probablemente, incluirlo en su repertorio.

El también organista Víctor Contreras comentó que desde hace tiempo tenía la intención de invitar a Pyrhönen al festival, y que este año fue posible debido a que coincidió con el centenario de la independencia de Finlandia, hecho que facilitó su participación, pues la Embajada de ese país realiza varias actividades con tal motivo.

Refirió que hace algunos años el círculo de organistas era cerrado y que el acceso a los grandes intérpretes del instrumento era difícil. Sin embargo, subrayó que esa situación ha cambiado y que ya existe un intercambio más amplio entre agrupaciones e instituciones.

Acerca de la improvisación que realizará el organista finlandés, dijo que es una sorpresa, y que el año pasado se improvisó sobre la “Guadalupana”. Únicamente, dijo Contreras, se le entrega al músico una frase escrita en un papel pautado y él hace una sinfonía sobre eso.

La improvisación dentro de la tradición organística es muy importante porque es una formación que todos los organistas deben tener: interpretación, acompañamiento e improvisación, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *