Trabajo de Patricia Aulestia visibiliza la obra dancística de la coreógrafa Melo Tomsich

Como un trabajo de visibilización, calificaron los especialistas Javier Contreras, Jorge Mansilla, Orlando Taquechel y Raúl García la investigación que hizo Patricia Aulestia de Alba sobre la bailarina y coreógrafa boliviana Melo Tomsich, el cual está reunido en el disco doble compacto que presentaron este martes 28 de marzo en el Centro Nacional de las Artes (Cenart).

 

“Es una alegría presentar esta publicación —que lleva por título Melo Tomsich: El fuego de la pasión incendiando la danza—, porque se darán cuenta de la importancia de alguien como Melo, quien es una de las figuras centrales de la danza contemporánea en América Latina”, expresó Javier Contreras, Director del Centro de Investigación Coreográfica.

 

Para la investigadora ecuatoriana Patricia Aulestia fue posible llevar a cabo el trabajo gracias al apoyo del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza (CENIDI-Danza) José Limón, del Instituto Nacional de Bellas Artes, que impulsó la publicación de la obra.

 

“Fue difícil leer toda la biografía extraordinaria sobre Melo Tomsich, quien dedicó su vida a la danza. Melo se comprometió con el dominio técnico que un bailarín debe tener, no como el fin, sino como un medio para poder expresarse”, relató la investigadora sobre cómo se acercó a la obra y vida de la coreógrafa boliviana.

 

Patricia Aulestia también compartió con el público que la Melo Tomsich participó en el 2010 en un foro mundial sobre danza donde platicó sobre el proceso de enseñanza que impartía en su escuela y se basaba en la primicia de que el baile sirve para hacer mejores seres humanos.

 

“Al final de la conferencia nos dejó con la boca abierta; ella decía que en la danza había que tener ética, porque Melo vivió en un lugar chiquitito donde había dado su vida por estar formando generaciones de bailarines y no se valía que cuando ya estaban formados otra compañía de ballet se los llevara”, precisó.

 

En su trabajo de investigación, la también Consejera de Fomento y Desarrollo Cultural de la CDMX resaltó que viajó a Cochabamba, Bolivia, para entrevistarse con Melo Tomsich y ver su trabajo en la enseñanza: “La escuela de Melo era emocional, pude ver en sus ensayos a niñas de 3, 4 y hasta los 8 años, donde eso que tanto decimos que la danza tiene que ser lúdica, cercana a las artes, especialmente a la música, la escuela de Melo lo tenía”.

 

Desafortunadamente, la investigadora no estuvo en la última función que dio la bailarina boliviana que creó durante su trayectoria 100 coreografías, entre ellas Los planetas, pero ese momento emotivo está en el disco. “Sin tener apoyos económicos del gobierno, esta mujer dignificó la danza contemporánea”, añadió.

 

En su oportunidad, el escritor boliviano Jorge Mansilla comentó que la investigación de Patricia Aulestia es una obra que da testimonio y visualiza el trabajo artístico de su compatriota en el espacio que las bellas artes conceden a la danza, en su proyección de moderna o contemporánea.

 

“El presente disco compacto muestra algunos giros de la fructífera vida de Melo, esta pionera de la danza contemporánea en latitudes latinoamericanas. Este producto cultural es una muestra cuidadosa y profesional de la cronista Patricia acerca del talento y persistencia de una vida consagrada a la formación estética de los jóvenes”, indicó.

 

Para el crítico de danza en el periódico Nuevo Herald Orlando Taquechel, la obra de Melo Tomsich es un trabajo de enorme franqueza, de entrega personal, única e irrepetible, donde la interpretación debe darse en el aquí y en el ahora, cuyas coreografías son fruto de la investigación y la creatividad.

 

“Es un trabajo hermoso que hizo la maestra Patricia Aulestia, que además de ser una historia y reseñar los acontecimientos que hicieron a Melo Tomsich lo que significa, es un material que puede servir como punto de referencia para la danza latinoamericana en otras partes del mundo”, comentó.

 

En su participación, Raúl García Lugo celebró que la investigadora ecuatoriana, a quien definió como ciudadana de América, plasmara la obra de la maestra Melo Tomsich, quien envió un saludo en video, proyectado al término de la presentación, agradeciendo que una institución mexicana se interesara por su trabajo dancístico, al que consideró su segunda piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *