Segundo envío de ayuda del Inapam para damnificados

-La emergencia no ha terminado, y por tanto, la ayuda para los damnificados por los sismos de septiembre pasado, no se detiene –señaló la directora del Inapam, Aracely Escalante Jasso, al dar el banderazo de salida al segundo envío de ayuda, éste, para los habitantes de Chiapas.

 

El primero, también organizado y acopiado por el Instituto, por iniciativa de su titular, se mandó el 24 de octubre pasado a Oaxaca, a la región del Istmo, donde también se registraron muchos daños, como consecuencia de ese fenómeno natural.

 

En este caso, como en aquel, un camión de la empresa Diconsa, parte de la Familia Sedesol, con capacidad de 12 toneladas de carga, transportó diversos productos recabados en el Centro de Acopio del Inapam, exclusivamente para personas adultas mayores.

 

Algunos de esos productos son, cobertores, lonas, pañales y toallas desechables, papel higiénico, servilletas, jabón de baño y otros artículos diversos para aseo personal.

 

El camión de Diconsa se obtuvo como la ocasión anterior, mediante un acuerdo entre la titular del Instituto, Aracely Escalante Jasso, y el director de la paraestatal, Héctor Velasco Monroy, como parte de la coordinación de trabajo entre los integrantes de la Familia Sedesol, que encabeza su titular, Luis Enrique Miranda Nava.

 

–En atención a las instrucciones del presidente, Enrique Peña Nieto, desde mismo día de la tragedia, el 7 de septiembre, en el sur, y 19 del mismo mes en el centro del país, nos dimos a la tarea de identificar las afectaciones y, por tanto, las necesidades más apremiantes de la población –señaló Escalante Jasso.

 

–Una de las primeras actividades consistió en establecer el centro de acopio para productos destinados a personas adultas mayores, en las oficinas de la Dirección General del Instituto, en Petén 419, colonia Narvarte, Ciudad de México.

 

–Posteriormente, organizamos brigadas para atender simultáneamente, la región del Istmo, donde una buena parte de la población damnificada está compuesta por adultos mayores, y en la capital del país, donde abrimos a todos los afectados de la ciudad, el Centro de Atención Integral, del Instituto, ubicado en Avenida Universidad 150, que es una de las zonas donde hubo numerosos daños en edificios y viviendas.

 

–Hasta el Istmo oaxaqueño se trasladaron brigadas de trabajadores sociales del Inapam, quienes elaboraron un censo y, con base en la información recabada, se distribuyó la ayuda entre quienes verdaderamente la necesitan.

 

En este caso, será el personal del Inapam quien entregará directamente la ayuda a las familias chiapanecas que aún padecen los estragos del sismo del 7 de septiembre, muchas de las cuales, ya comenzaron la reconstrucción de sus casas.

 

La instrucción del Presidente Peña es continuar con la ayuda durante el tiempo que se requiera, sin descanso ni tregua, pues las necesidades de los afectados tampoco se detienen –concluyó.

Deja un comentario