Propone Lavalle Maury unificar pruebas y criterios de evaluación para garantizar la idoneidad de solicitantes de adopción

CDMX a 18 de Noviembre de 2017.- El senador panista Jorge Luis Lavalle Maury solicitó al Ejecutivo federal adicionar, a través de la Secretaría de Gobernación, dos títulos al Reglamento de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en materia de adopción y sobre los estudios socioeconómicos, psicológicos y médicos para dicho trámite, con el fin de eficientar y unificar las pruebas y criterios de evaluación que se deben aplicar para verificar y garantizar la idoneidad de los solicitantes de adopción en nuestro país.

Esta propuesta, explicó, se deriva de los trabajos del foro “La Adopción en México, Retos y Necesidades”, el cual se llevó a cabo los días 1 de mayo, 5 de abril y 15 de agosto de 2017, en el cual se concluyó que es necesario hacer las modificaciones necesarias para unificar las pruebas y criterios de evaluación que se aplican en el proceso de adopción.

“Atendiendo los ordenamientos jurídicos en la materia y las observaciones emitidas por el Comité de los Derechos del Niño, a través de los cuales se reconoce el principio del interés superior de la niñez, resulta de vital importancia verificar que los solicitantes de adopción sean idóneos o adecuados para atender las necesidades particulares de las niñas, niños y adolescentes susceptibles de adopción, y que ven vulnerados sus derechos en el momento que el proceso es centrado en los solicitantes y no en los infantes”, señaló en un punto de acuerdo enlistado en la sesión de este jueves.

En ese sentido, un niño, niña o adolescente susceptible a adopción requerirá de cuidado parental y psicológico especializado, resultado de su estado de abandono, ya que una evaluación empírica de campo puede arrojar que 80 por ciento de ellos pueden ser diagnosticados con Trastorno Traumático del Desarrollo.

“Es por ello que los solicitantes deben ser sujetos a evaluación psicológica especializada que permita determinar que son candidatos idóneos, utilizando pruebas psicológicas actualizadas y estandarizadas a nuestro país, que evalúen sus habilidades, motivaciones, personalidad, ausencia de psicopatologías e inteligencia emocional”, agrega.

Bajo ese contexto, dijo, es necesario facultar a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes para que pueda uniformar las pruebas y criterios de evaluación que se deben aplicar para verificar la idoneidad de los solicitantes de adopción, con la participación del Consejo Técnico de Adopción.

“Es de suma urgencia garantizar de modo eficiente el interés superior de niñez y brindar certeza jurídica a todos los implicados en los procedimientos de adopción”, expuso.