CDMX a 10 de Abril de 2019.- Acción Nacional respalda la exigencia de la sociedad civil para rechazar la iniciativa de Morena que propone aumentar de 11 a 16 los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, porque existe preocupación de que podría poner en riesgo los equilibrios de poder en México, aseguró su Presidente, Marko Cortés.

El Dirigente Nacional se reunió con el Presidente del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México, Ángel Junquera Sepúlveda y con el Coordinador de Comisiones de la misma, Carlos Ferran Martínez Carrillo, quienes compartieron el posicionamiento de las instituciones y juristas de todo el país sobre el tema.

El documento del Colegio de Abogados más antiguo de América señala que no comparte y ve con preocupación la alternativa que proponen los legisladores de Morena, por las siguientes consideraciones:

1.- Nuestro régimen constitucional y legal ya contemplan órganos jurisdiccionales especializados en anticorrupción. El 27 de mayo de 2015 se publicó en el Diario Oficial de la Federación un Decreto de reformas a diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de combate a la corrupción.

La Ley Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, contempla la existencia, por un lado, de una Tercera Sección de la Sala Superior de dicho Tribunal y, por otro, de Salas Especializadas en Materia de Responsabilidades Administrativas, que tienen la competencia para conocer de los actos derivados de la corrupción.

Se debe señalar que el Senado de la República tiene pendiente el nombramiento de los magistrados que integrarán dichos órganos jurisdiccionales, lo que significa que el sistema nacional anticorrupción creado con las reformas indicadas no se ha implementado de manera efectiva, por lo que el diagnóstico del que parte la Iniciativa es erróneo.

Ante ello, llaman al Senado para que nombren a dichos magistrados y permitan que el sistema nacional anticorrupción sea una realidad y entonces sí evaluar su funcionamiento para, en su caso, proponer reformas para mejorarlo.

2.- Las reformas más recientes al Poder Judicial de la Federación, en particular, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación han buscado convertirla en un auténtico Tribunal Constitucional y con la reforma que se propone se va en contra de tal evolución.

Con la reforma constitucional que se propone se pretende otorgar facultades que no corresponden a un Tribunal Constitucional, sino a un tribunal de legalidad, máxime que dicha competencia ya la tienen otros órganos jurisdiccionales.

3.- Con el aumento de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que se propone, de 11 a 16, se generarían las condiciones para el actual titular del Poder Ejecutivo Federal incida en las decisiones sobre la constitucionalidad de normas de carácter general que corresponda resolver al Pleno de dicho Tribunal, rompiendo con ello el equilibrio de los tres poderes de la Unión.

Lo anterior, porque sería el actual Presidente de la República el que proponga las ternas al Senado para elegir a los 5 integrantes adicionales, con lo que existe la posibilidad real que tales ternas sean rechazadas en dos ocasiones y que ejerza la facultad de nombrarlos directamente (como sucedió con los recientes nombramientos de la Comisión Reguladora de Energía), lo que podría conculcar la independencia y autonomía judiciales, así como el principio de división de poderes, ya que serían personas afines a él.

En este sentido, con la adecuación en la proporción para lograr la mayoría calificada que ahora se requeriría (11 de 16 votos) para declarar inválidas disposiciones de carácter general cuya constitucionalidad se reclame vía acciones de inconstitucionalidad o controversias constitucionales, o para la emisión de una declaratoria general de inconstitucionalidad.

Por todo ello, escuchando las voces de la sociedad civil, en este caso del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México, el Presidente de Acción Nacional Marko Cortés hace un llamado a la Cámara de Senadores a no aprobar la propuesta de reforma descrita y se convoque a un parlamento abierto en el que se escuchen todas las voces sobre este delicado tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *