Bruno Ortiz

CDMX a 20 de marzo de 2019 (Noticias México).- Ubicado al norte de la Ciudad de México, a unas cuadras de Metro Popotla, se encuentra El Árbol de la Noche Triste, monumento natural símbolo de la derrota de Hernán Cortes; en el cual se sentó a llorar tras la persecución y  avasallamiento de los Mexicas en el año 1521.

A lo largo de la historia son dos ocasiones en que han intentado quemar el Árbol de la Noche Triste. Una en 1972, ya que era visto como símbolo de opresión indígena por alguna parte de la sociedad. Otra, en 1981, en esa ocasionó, más de la mitad de su majestuosa estructura quedó hecho cenizas.

Este icónico monumento se ha visto marcado por el olvido de los gobiernos de la Ciudad de México. En 2013 el gobierno de Miguel Ángel Mancera construyó una pequeña plaza a un costado del árbol con la promesa de trabajo constante para proteger las ruinas.

Sin embargo, la realidad es otra: el monumento se nota descuidado, está sucio el lugar y sus alrededores; incluso a la placa conmemorativa le han pintado grafittis. Y es que el lugar carece de vigilancia y a los vecinos no parece importarles el histórico Árbol de la Noche Triste, emblema de la derrota de Hernán Cortés.

0-0-0

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *