Madame Butterfly, de la ópera al lenguaje del ballet contemporáneo

CDMX a 12 de Marzo de 2019.- Una de las óperas más emblemáticas que giran alrededor de un personaje femenino, Madame Butterfly de Giacomo Puccini, ya no solo se valdrá de la música para relatar su historia, pues ha sido trasladada al lenguaje del ballet contemporáneo para presentar una trama que reflexiona sobre distintas problemáticas sociales.

Esta temporada del Ballet Madame Butterfly, organizada por la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, relatará en cada función la trágica historia de Cio-Cio San, la protagonista, quien vivirá un complicado choque cultural al casarse con el oficial estadounidense Pinkerton.

Con idea original, dirección y coreografía de Rodrigo González, mediante su proyecto Rising Art, A.C., se realizará el estreno mundial de Madame Butterfly en versión ballet, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque, con funciones del 28 al 31 de marzo.

Rodrigo González, quien ha colaborado con la Compañía Nacional de Danza, la Compañía Nacional de Danza Folklórica y la Compañía Nacional de Ópera, indicó que se trata de una versión contemporánea y abstracta, ya que no suele interpretarse esta obra de Giacomo Puccini en ballet, así que estructuró la puesta en escena solo para cuatro intérpretes.

Afirmó que el Ballet Madame Butterfly generará un espejo de las realidades transcendentes, como el amor, la vida, la muerte y la pasión, las cuales vivimos constantemente en nuestro día a día y verlos exacerbados en una historia que ha superado los tiempos llega a provocar una catarsis.

“Es una pieza llena de matices que denuncian el papel de la mujer en la sociedad actual. El amor sublime que lleva a la protagonista hasta la renuncia o el efecto mariposa de cada uno de nuestros actos”, dijo Rodrigo González, ganador de dos Lunas del Auditorio (2017 y 2018) por la creación del FIDCDMX.

El ballet inicia con una parte lúdica donde Pinkerton y el cónsul americano viven momentos divertidos. Más tarde aparece Goro, el casamentero, que ofrece a la inocente Cio-Cio San en matrimonio al oficial extranjero y, de esta manera, forman un aparente lazo.

Cio-Cio San, repudiada por su familia al contraer matrimonio con un extranjero y cambiar de religión, espera que ese lazo dure toda la vida. Sin embargo, para su esposo, el oficial Pinkerton, solo se trata de una pequeña aventura y, al regresar a su país, forma una nueva familia mientras ella espera por él.

Durante la puesta en escena se puede apreciar una peculiar escenografía, conformada por un escenario blanco, similar a un jardín zen, únicamente con una banca que en ocasiones recrea la atmósfera de un barco y en otras la de una casa. Madame Butterfly y otros dos bailarines lucen kimonos traídos directamente de Japón, elaborados en seda.

La obra, además de la conexión que hace entre la música y el movimiento, combina elementos de ballet clásico con contemporáneo. “Quise explorar el movimiento a través de la música de la ópera con grandes voces”, refirió el director y coreógrafo.

Esta puesta en escena será presentada a través de Rising Art, A.C., una asociación civil fundada en 2008 que diseña, gestiona y promueve productos artísticos y culturales de calidad, con la finalidad de contribuir al desarrollo social y al enriquecimiento de la vida de los seres humanos.

Entre sus proyectos recientes destacan: Imperio, en el Castillo de Chapultepec, 2013-2018; Festival Internacional de Danza Contemporánea de la Ciudad de México, FIDCDMX (2016-2018), así como Romeo y Julieta, en la Capilla Gótica del Instituto Cultural Helénico (2016-2018) y en el Castillo de Chapultepec (2018), entre otros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *