CDMX a 18 de Marzo de 2019.- Para que más personas puedan apreciar el recorrido por las 290 piezas que conforman Carlos Mérida. Retrato escrito (1891-1984), cuya curaduría está basada en la autobiografía inédita que escribió el artista en 1957, el Museo Nacional de Arte (Munal) extiende el periodo de exhibición de esta muestra hasta el próximo 21 de abril.

La exposición, curada por la investigadora María Estela Duarte, está integrada por obra plástica, trajes tradicionales, fotografías, objetos, impresos y publicaciones, con las que el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, a través del Munal, celebra los 100 años de la llegada del artista guatemalteco a México.

Sobre la exposición, inaugurada el 15 de noviembre del año pasado, algunos visitantes resaltan que les ayuda a conocer otras facetas de Carlos Mérida. “Me pareció interesante la forma en que hizo sus dibujos, en cómo entrelaza los colores”, señaló Marco Asencio, quien coincidió con su hijo Jorge en que “el artista realizó un muralismo distinto a lo que se conoce comúnmente. Queremos regresar al Munal para verlo más afondo, conocerlo más”.

Por su parte, alumnos de la Preparatoria núm. 4 de la Universidad Nacional Autónoma de México expresaron que a través de esta exposición pudieron conocer a profundidad la obra de Carlos Mérida. Los estudiantes Regina, Alondra y Fernando agregaron que sus salas favoritas fueron la de las vestimentas tradicionales y la que aborda la producción de arte abstracto del pintor.

“Estábamos en el Centro y se nos ocurrió entrar al Munal”, dijo Isabel Rangel, quien iba acompañada por su pareja. “No conocíamos a Carlos Mérida y fue un gran hallazgo. No sabíamos tampoco que había hecho tanto trabajo en México y tan diverso, con diferentes técnicas. No es la primera vez que venimos al museo, pero nos gustaría venir más seguido”.

Como parte de un proyecto de investigación de la universidad, Ligia Angulo y Mariana Rodríguez decidieron asistir a la exposición: “Creemos que Carlos Mérida marca muy bien el desarrollo de la pintura durante el siglo pasado. Nos pareció impresionante como poco a poco, bajo la influencia de otros países, integró diferentes estéticas para construir su expresión individual”.

“La exposición nos gustó mucho porque revela cómo no se conformó con una sola disciplina, sino que ve el arte en general, como poesía, música. Carlos Mérida nos pareció un artista muy mexicano, aunque  siempre tuvo consigo su cultura de nacimiento”, coincidieron las universitarias.

La exposición es posible gracias a la participación de diversas colecciones institucionales, particulares e internacionales, entre ellas se encuentran la Galería Amelia Weymann de Guatemala, el Colegio de México, el Museo Tamayo Arte Contemporáneo, la Gerencia del Palacio de Bellas Artes, además de las colecciones María Luisa Ferre, Andrés Blaisten, Juan Rafael Coronel, Jesús Drexel, Juan Antonio Pérez Simón y, por supuesto, el acervo documental del Munal, entre otras.

Además de una revisión panorámica de la producción del artista guatemalteco-mexicano, el recorrido dialoga con obras de Vasili Kandinsky, Paul Klee, Joan Miró, Pablo Picasso o Fernand Léger, artistas con los que Mérida encontró afinidades creativas. Cabe destacar que el recorrido incluye los 25 paneles que decoraron el Auditorio del Hotel Aristos en Reforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *