CDMX a 21 de Marzo de 2019.- El viernes 18 de marzo de 1949, el Conservatorio Nacional de Música (CNM) dejó de ser una institución errante para asentarse en el lugar que hoy ocupa en la colonia Polanco.

“A mi mamá le tocó el cambio de la calle de Moneda a la ubicación actual”, comentó la maestra de flauta y coordinadora de Grupos de Música de Cámara de la escuela del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), María Esther García Salinas.

Berenice Aguirre, subdirectora del CNM, dio lectura un texto escrito por David Rodríguez de la Peña, director de la institución académica, alusivo a este inmueble considerado como la segunda casa de todos los que asisten como maestros, alumnos y personal.

Esta fecha es la oportunidad de reconocer el valor del edificio “donde aprendemos y soñamos que nuestra música llegue muy lejos, así como decir con orgullo: somos conservatorianos”.

En el vestíbulo del CNM, el conjunto de metales que dirige el maestro Julio Briseño interpretó obras de Georg Friedrich Händel, Edward Elgar, Richard Wagner, Johann Pachelbel y Václav Nelhýbel.

La presentación del conjunto también formó parte de la programación de Círculo virtuoso, ciclo coordinado por García Salinas que inició en 2013, y en el que, dos veces por mes, participan alumnos de los 13 maestros de música de cámara.

A partir de la creación de la Sociedad Filarmónica de México en 1866, antecedente del CNM, se ocuparon distintos inmuebles para la institución: la casa que había sido sede de la academia de música del padre Agustín Caballero, la ex Universidad Virreinal, una casona en la colonia Tabacalera, un edificio en la calle de Moneda y la Escuela Nacional de Maestros, entre otros sitios. Fue hasta 1949 que el CNM contó con un lugar propio, en donde fueron los terrenos del Club Hípico Alemán.

El actual edificio del CNM fue construido en 1946 y 1947 en la confluencia del Río de los Morales (que se transformó en Campos Elíseos), avenida Salomón (que cambió su nombre a avenida Presidente Masaryk) y Ferrocarril de Cuernavaca, a partir de un diseño modificado en diversas ocasiones entre 1944 y 1945.

En 1949 se inauguró la construcción de Mario Pani que en 2012 fue catalogada Monumento Artístico de la Nación, y que cuenta con esculturas de Armando Quesada y murales de José Clemente Orozco. Actualmente, el CNM atiende a una población de más mil estudiantes, desde el sector infantil hasta posgrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *