El amor distante, bel canto que busca cautivar a Latinoamérica con una propuesta contemporánea e innovadora

CDMX a 30 de Marzo de 2019.- El canto melódico es sin duda el protagonista de la ópera El amor distante de Kaija Saariaho, con libreto de Amin Maalouf, cuyo estreno en América Latina será en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes los días 31 de marzo y 2, 4 y 7 de abril.

La Compañía Nacional de Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura contará con la presencia del barítono finlandés Jaakko Kortekangas, en el papel del príncipe Jaufré Rudel; la soprano de origen polaco Agnieszka Slawinska, como la condesa Clémence, y la mezzosoprano mexicana Carla López-Speziale quien interpretará al peregrino.

En opinión del crítico y promotor musical Gerardo Kleinburg, El amor distante “es muy probablemente la ópera con mayor repercusión internacional en muchas décadas.

“Es interesante tratar de entender por qué se ha convertido en un fenómeno. Me parece que esta obra nos muestra que la composición musical vinculada con la ópera ha hecho un esfuerzo por recuperar un principio que en el momento más agudo de las modernidades de fines del siglo XX se había perdido: vuelve a darle una importancia significativa al canto, al canto melódico, al canto en algún sentido como lo hemos entendido.

El amor distante, agrega, “echa mano de muchos recursos: tiene elementos electrónicos y de nuevas técnicas de composición. Por todo esto es aprehensible. Es decir, el espectador musical puede gozarla e incorporarla a su gusto con algunas de las herramientas que siempre ha utilizado en ese terreno.

“Esto no quiere decir que sea una ópera que regrese al pasado o que sea conservadora, sino que de alguna manera reencauza la modernidad en la composición, de tal suerte que puede ser disfrutable por un público bastante mayoritario”.

Kleinburg asevera que otro de los elementos fundamentales para ello es que se trata de una historia de amor. “No alude a una coyuntura o situación política o social, sino que, basada en leyendas de trovadores medievales, habla del amor verdadero, a distancia, de la posibilidad de amar a alguien.

“Todos estos elementos contribuyen a generar un producto muy nuevo dentro del mundo de la ópera, pero al mismo tiempo que podemos asociar con otras escuelas y otros tiempos del género. Creo que con esto ubico por qué es tan fascinante esta obra”.

En cuanto a la autora de El amor distante, refiere que es una compositora finlandesa de enorme importancia. “Más allá de tener una obra vasta, se ha dedicado mucho al teatro musical, a la ópera, al canto, a la canción. Es una mujer preocupada por la música como vehículo expresivo de las palabras, por las palabras como vehículo expresivo de la música y por la voz humana como un puente fantástico entre ambos apartados”.

La historia de amor que viven los protagonistas bien podría situarse en la época actual, donde tantas parejas llegan a enamorarse a distancia sin conocerse. Sin embargo, el argumento se basa en una leyenda del siglo XII.

El escenario en el que a veces predomina únicamente el azul del mar o el amarillo de la tierra se ve enriquecido tanto por la presencia de los tres protagonistas, como por la música envolvente que resuena en la sala.

La Orquesta del Teatro de Bellas Artes, bajo la batuta de José Areán como director huésped, recrea en forma magistral la partitura de la compositora, en la que al trabajo de los instrumentistas se suma la parte electrónica, dando como resultado una experiencia sonora única.

El vestuario juega con tonalidades cambiantes y sutiles, en el campo de los personajes. El príncipe y la condesa aparecen primero vestidos de negro y conforme los mensajes del peregrino siembran en ellos la semilla del amor, sus prendas adquieren un color claro que cambian conforme a sus expresiones, primero adustas hasta llegar a la sonrisa.

Despertar de sentimientos entre dos personas: Slawinska

Es un amor muy complicado, señala Agnieszka Slawinska, ya que los personajes no saben lo que descubrirán en el otro, ni lo que sucederá. “Simplemente esperan el amor. Es un despertar de sentimientos entre dos seres humanos”.

La iluminación y los movimientos escenográficos brindan un espectáculo diferente a lo acostumbrado en la ópera tradicional. Hay momentos en los que parece que el público se encuentra frente a una obra plástica viva. Innovadora es como puede calificarse esta puesta en escena que seguramente cautivará al público amante de la ópera.

Participa también el Coro del Teatro de Bellas Artes, bajo la dirección de Cara Tasher y Luis Manuel Sánchez Rivas. El amor distante ofrecerá cuatro funciones en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes: los domingos 31 de marzo y 7 de abril a las 17:00 y el martes 2 y el jueves 4 de abril a las 20:00.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *