Ana Ofelia Murguía, Marta Verduzco y Marta Aura, iniciarán nueva temporada de Éramos tres hermanas

CDMX a 23 de agosto de 2019 (Maya Comunicación).- Las tres hermanas que creó Antón Chéjov hace más de un siglo son ahora mujeres que se estancaron en un hueco del tiempo, donde el futuro no se vislumbra y el presente se construye a partir de los recuerdos. Ésta es la premisa de la obra Éramos tres hermanas (variaciones sobre Chéjov), del dramaturgo español José Sanchis Sinisterra, que iniciará temporada el 24 de agosto y terminará el 14 de septiembre en la Sala Héctor Mendoza.

Gema Aparicio, quien fue alumna de Sanchis Sinisterra y se encuentra frente a la dirección del remontaje, comentó que dirigir a las actrices de la Compañía Nacional de Teatro es un privilegio y un honor, “Estoy en constante aprendizaje, aprendemos juntas todos los días y el teatro cobra mayor significado en el trabajo y en mi vida. Implica darme cuenta del sentido que tiene el compartir con grandes actrices con un alto nivel de profesionalismo, que son ejemplo para las nuevas generaciones”

Para Sanchis Sinisterra, autor y director de esta obra que la Compañía Nacional de Teatro escenificó por primera vez en 2015, la inmersión en el universo chejoviano que hace mediante esta obra tiene una doble lectura, interesante tanto para el espectador que conoce el trabajo del autor de Tío Vania, como para el que no está familiarizado con su dramaturgia.

“Es una obra no habitual que tiene tanto de Chéjov como de Beckett y de Pinter. Chéjov se anticipaba de alguna manera a lo que sería la dramaturgia de la mitad del siglo XX, y mientras más me concentro en su obra, más temas aparecen. Lo que hace esta versión es crear una dialogicidad un poco más dinámica, de modo que respeto las frases del texto pero las distribuyo en criterios y pautas musicales de variación, repetición y progresividad de la información; se trata de un experimento formal”, comentó.

“En Éramos tres hermanas, mis motivos eran diversos, formales unos y otros conceptuales. Y tantos unos como otros he creído encontrarlos en la propia obra de Chéjov, autor al que venero incondicionalmente”, aseveró.

Los frecuentes “diálogos de sordos”, las interrupciones mutuas, los monólogos que caen en el vacío, el “tiempo flotante” que a menudo lastra la acción dramática, los efectos corales, las reiteraciones, los silencios… todos los síntomas de una socialidad enfermiza y de una comunicación estéril, además de anticipar las formas del diálogo dramático pinteriano, dibujan el diagnóstico de un colectivo humano que está a punto de caer fuera de la Historia.

Como esas tres hermanas que parecen haber caído fuera del tiempo y, a fuerza de ir quedándose solas (Masha: Nos iremos quedando solas…para empezar de nuevo nuestra vida), no tienen otro destino que dar vueltas y vueltas a su pasado, quizás para llegar a saber algún día “por qué vivimos, por qué sufrimos”, explicó Sanchis Sinisterra.

Éramos tres hermanas (variaciones sobre Chéjov) cuenta con la participación de las actrices del elenco estable Marta Aura, Ana Ofelia Murguía, Pilar Padilla y Marta Verduzco. El director José Sanchis Sinisterra ya había trabajado anteriormente con la primera actriz Ana Ofelia Murguía, a quien dirigió en su obra El retablo de El Dorado, mientras que Marta Aura y la actriz emérita Marta Verduzco han interpretado a dos personajes femeninos en otra obra del autor valenciano, El cerco de Leningrado.

El equipo creativo de esta puesta en escena está conformado por Gema Aparicio como directora del remontaje basado en el montaje original de José Sanchis Sinisterra, Patricia Gutiérrez, diseñadora de escenografía y Estela Fagoaga de vestuario, además de  Alberto Rosas y Victoria Benet como diseñadores sonoros.

Éramos tres hermanas (variaciones sobre Chéjov) se presentará del 24 de agosto al 14 de septiembre en la Sala Héctor Mendoza, ubicada en Francisco Sosa 159, entre Melchor Ocampo y Encantada, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán, Ciudad de México. Las funciones serán jueves y viernes a las 20:00 horas, sábados 19:00 y domingos 18:00 horas. El montaje tiene una duración aproximada de 90 minutos, con restricción de edad para mayores de 12 años. La entrada es libre, con cupo limitado. Para mayores informes y realizar reservaciones, escribir al correo electrónico publicos.cnteatro@inba.gob.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *