Pormenores del Paquete Económico 2018 de acuerdo a SHCP

Ciudad de México, 8 de septiembre de 2017 (Noticias México).- El secretario de Hacienda, José Antonio Meade entregó al Congreso de la Unión la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF), el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) y los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) correspondientes al ejercicio fiscal de 2018.

Estos documentos integran el Paquete Económico 2018, y se organizan a partir de tres elementos: En primer lugar una ILIF construida sobre los pilares de estabilidad y certeza: estabilidad, basada en la trayectoria de consolidación fiscal comprometida en 2013 y certeza, sustentada en el Acuerdo de Certidumbre Tributaria de 2014. Por su parte, la asignación de recursos en el PPEF está guiada por un sentido social, al privilegiar los programas considerados como prioritarios por el Coneval, que han demostrado su contribución en la disminución de la pobreza.

Mencionó que la actividad económica crece a una tasa mayor a la esperada a principios de año a pesar de un entorno externo complejo, y lo hace de una manera sostenible, balanceada e impulsada por las reformas estructurales que han comenzado a mostrar sus frutos.

Se incrementa la estimación del rango de crecimiento económico para 2017 de un rango entre 1.5 y 2.5 por ciento a un rango de 2.0 a 2.6 por ciento.

La evolución de las cifras de finanzas públicas permite anticipar el cumplimiento de las metas fiscales para el año sin hacer uso de los recursos provenientes del Remanente de Operación del Banco de México (ROBM).

Los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) para el cierre de 2017 se estiman en 2.9 por ciento del PIB sin incluir los ingresos por concepto del ROBM y 1.4 por ciento del PIB al considerarlos.   Se obtendrá una reducción del Saldo Histórico de los RFSP (SHRFSP) de 50.1 por ciento del PIB al cierre de 2016 a 48.0 por ciento del PIB al cierre de 2017.

Se estima que este año se obtendrá el primer superávit primario desde 2008, equivalente a 0.4 por ciento del PIB sin el ROBM y a 1.5 por ciento del PIB al incluirlo.

El Paquete Económico para 2018 considera un marco macroeconómico con estimaciones y premisas realistas, que permitirán ejecutar una política fiscal prudente.

Para 2018 se proyecta una aceleración de la actividad económica, con un rango de crecimiento de entre 2.0 y 3.0 por ciento del PIB. Se considera:

Una expansión más equilibrada entre los sectores que componen la economía.

Una disminución en la incertidumbre proveniente del exterior y el impacto positivo de la implementación de las Reformas Estructurales.

Se anticipa un aumento de los ingresos presupuestarios de 3.6 por ciento real en 2018 respecto a la cifra aprobada para 2017. Esta evolución se explica en buena medida por el crecimiento económico, y un desempeño de los ingresos tributarios durante 2017 mejor al esperado.

El proyecto de Presupuesto de Egresos asciende a 5,236.4 miles de millones de pesos (mmp), es decir un crecimiento de 113.4 mmp (2.2 por ciento real) respecto a la cifra aprobada para 2017.

Dentro de la composición del gasto resaltan un incremento en el gasto no programable vinculado al costo financiero a la deuda y participaciones, y un incremento del gasto programable vinculado a las pensiones y los ramos autónomos, así como un decremento en el gasto programable de los ramos administrativos:

El gasto no programable se incrementa en 102.1 mmp (7.3 por ciento real) respecto al aprobado en 2017, para llegar a 1,504.7 mmp.

El gasto de pensiones y ramos autónomos aumentan en 5.2 por ciento real y 12.3 por ciento real, respectivamente.

El Gobierno de la República refrenda la política de austeridad en el ejercicio de los recursos, al reducir el gasto de los Ramos Administrativos en 28.3 mmp (2.8 por ciento real) respecto al aprobado para este año, que incluye una contención a servicios personales de 2.8 mmp (0.9 por ciento real) y al gasto de operación por 1.6 mmp (1.1 por ciento real) respecto a lo aprobado en 2017.

Al cierre de 2018, se estima una reducción de los RFSP de 2.9 a 2.5 por ciento del PIB, consistente con una trayectoria decreciente del SHRFSP.

Se estima obtener por segundo año consecutivo un superávit primario, e incrementarlo de 0.4 por ciento del PIB en el paquete aprobado para 2017 a 0.9 por ciento del PIB.

Contribuirá a reducir el SHRFSP de 48.0 estimado para 2017 a 47.3 por ciento, logrando un objetivo central de la agenda multianual de consolidación fiscal: que la deuda como porcentaje del PIB empiece a disminuir.