No le des este alimento a tu perro: «Puede ser letal»

No le des este alimento a tu perro: «Puede ser letal»

Muchas veces nuestros perros nos acompañan cuando comemos y nos transmiten con su mirada su profundo deseo de que le convidemos algo. Sin embargo, hay ciertos alimentos que pueden ser muy dañinos para la salud de las mascotas y el chocolate es uno de ellos. Aquí te contamos por qué no deberías ofrecerle este dulce a tu amigo de cuatro patas.

El chocolate contiene teobromina y cafeína, dos estimulantes que los perros no pueden metabolizar tan fácilmente como las personas. Estos se acumulan en el cuerpo del animal y causan efectos secundarios peligrosos, publica VCA Animal Hospitals.

El chocolate oscuro y amargo es más tóxico para los perros, ya que contiene una mayor concentración de teobromina (alrededor de cinco miligramos por gramo) que el chocolate con leche. El chocolate blanco, por otro lado, contiene solo 0,008 mg de teobromina por gramo y, por lo tanto, representa una amenaza tóxica mucho menor para los perros.

Los primeros síntomas que presentan los perros tras ingerir chocolate van desde babeo, aumento de la sed hasta malestar estomacal seguido de vómitos y diarrea. Además, pueden experimentar un aumento de la frecuencia cardíaca.

Estas reacciones son solo el principio de una cadena que puede tener un final trágico. «Según mi experiencia, una onza de chocolate para hornear por kilogramo [del peso corporal del perro] puede ser letal», advirtió el Dr. Greg Nelson, veterinario cirujano, según publica Live Science.

La frecuencia cardíaca irregular por el consumo de chocolate puede reducir la circulación, lo que resulta en una caída de la temperatura corporal. Los síntomas extremos incluyen espasmos musculares y convulsiones que a veces conducen a la muerte.

Generalmente, los veterinarios suelen tratar la toxicidad del chocolate induciendo el vómito o administrando dosis de carbón activado para así purgar las toxinas del sistema digestivo antes de que puedan ser absorbidas por el torrente sanguíneo del animal.

Si bien la reacción del perro dependerá del peso del animal, su estado general de salud y la dosis proporcionada de chocolate, lo recomendable es no alterar su dieta y seguir las recomendaciones del veterinario.

Estilo