Nestlé aumentó un 7,7% el precio de sus productos en Latinoamérica

Nestlé aumentó un 7,7% el precio de sus productos en Latinoamérica

Nestlé, la compañía de alimentos y bebidas más grande del mundo, aumentó los precios en más de un 5% en los primeros tres meses de este año al trasladar el aumento de los costos a los compradores.

Los consumidores en América del Norte fueron los más afectados, con un aumento del 8,5% en los precios, dijo la compañía en su reporte de ganancias del primer trimestre. América Latina experimentó el segundo aumento más grande, con el precio de los productos Nestlé subiendo un 7,7%.

El CEO Mark Schneider señaló que hay más aumentos en el horizonte.

«Hemos aumentado los precios de manera responsable y vimos una demanda sostenida de los consumidores», dijo en un comunicado. «La inflación de costos continúa aumentando considerablemente, lo que requerirá una mayor fijación de precios y acciones de mitigación en el transcurso del año».

La inflación mundial se dispara. La inflación de los precios al consumidor en Estados Unidos alcanzó el 8,5% en marzo, un máximo de 40 años. En Europa se sitúa en el 7,5%, su nivel más alto desde que la Unión Europea empezó a recopilar datos hace unos 25 años. Los precios de los bienes que salen de las fábricas de Alemania —que alimentan los precios minoristas— aumentaron un 30% en marzo con respecto al mismo mes del año pasado. Ese es el mayor aumento en 73 años.

La energía ha sido el mayor impulsor de la inflación, pero los precios mundiales de los alimentos también se están disparando.

Nestlé reportó un aumento del 5,4% en las ventas totales durante el trimestre y espera que las ventas crezcan un 5% durante todo el año. Marcas como Purina PetCare, Nescafé y KitKat fueron algunas de las que más contribuyeron al crecimiento del primer trimestre.

Pero los costos más altos podrían arrastrar las ganancias. La compañía prevé que su margen de beneficio subyacente este año se sitúe entre el 17% y el 17,5%, en comparación con el 17,4% de 2021.

Los precios mundiales de los alimentos alcanzaron su nivel más alto registrado a principios de este año cuando la pandemia, el mal tiempo y la agricultura trastornada amenazaron la seguridad alimentaria de millones de personas. La invasión rusa de Ucrania solo ha empeorado la situación, elevando los precios de productos básicos como el trigo y los aceites vegetales.

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, advirtió que el aumento vertiginoso de los precios de los alimentos corre el riesgo de una «catástrofe humana» en una entrevista con la BBC esta semana, y dijo que los precios podrían aumentar hasta en un 37% como resultado de la guerra en Ucrania.

El gigante suizo retiró algunas de sus marcas más conocidas, incluidas KitKat y Nesquik, de Rusia tras la orden del presidente Vladimir Putin de invadir Ucrania en febrero, pero continúa suministrando productos alimenticios esenciales por motivos humanitarios.

Internacionales