Las señales del Presidente Enrique Peña Nieto respecto a su sucesor

*Antonio Meade, es el menos vulnerable a los ataques.

*México podría tener un candidato que unificara los intereses del PRI, PAN y PRD.
*El próximo gobierno podría ser de coalición.

José Antonio Cuéllar / Libre Expresión

Puebla, Puebla a 31 de Agosto de 2017 (Noticias México).- El Presidente Enrique Peña Nieto, está rompiendo con el viejo molde de sus antecesores para imponer a su sucesor.
1)    Quitó los candados del PRI para que un no priista tuviera la oportunidad de ser el candidato.
2)    El líder del senado Emilio Gamboa Patrón – con la anuencia del presidente y la molestia del dirigente nacional del PRI Enrique Ochoa Reza-  cerró la listas de aspirantes a la presidencia, a cuatro; A) José Antonio Meade; B) Aurelio Nuño; C)  Miguel Angel Osorio Chong y D) José Ramón Narro.
3)    El trato especial del  Presidente al secretario de Hacienda, ante banqueros, empresarios, políicos, funcionarios federales, en el acto donde se presentaron los avances del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y Protección de la Economía familiar.
4)    Y los atributos y el perfil de lo que Peña Nieto considera debe tener el candidato presidencial, o sea su sucesor:“Por lo menos dos atributos importantes de quien resulte abanderado del partido: uno, que sea alguien que tenga una visión clara del México que quiere construir y al que quiera aportar, que haya claridad en la visión de hacia dónde va el país y cómo debe caminar y avanzar para llegar a mejores condiciones.
“Y dos, un perfil evidentemente de una conducta y una trayectoria honesta, limpia, de reconocimiento y de prestigio, porque creo que eso hará que el PRI tenga un candidato altamente competitivo”.
De los cuatro aspirantes, Meade es el menos manchado públicamente, aunque  las decisiones en la secretaría de Hacienda han dañado al pueblo mexicano.
Aurelio Nuño, Osorio Chongo y Narro, tienen antecedentes que los denuncia públicamente, y más vulnerales a los ataques.
Si Meade resulta ser el candidato presidencial, no solo representaría los intereses del PRI, sino también del PAN, y una ala del PRD, o sea que el próximo gobierno se perfilaría con corte neoliberal y de coalición.
www.diariosinsecretos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *