La UE destina mil millones de euros para proyectos de defensa

La UE destina mil millones de euros para proyectos de defensa

La Comisión Europea aprobó hoy el programa de trabajo anual del Fondo Europeo para la Defensa con vistas a promover las capacidades militares europeos y avanzar en la innovación.

«Hoy hemos decidido movilizar mil millones de euros del presupuesto de la UE este año para desarrollar proyectos comunes de defensa, especialmente en el espacio, la cibernética y diversas capacidades de alto nivel», dijo el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, citado en un comunicado.

El programa plantea ocho convocatorias con la que se pondrán en marcha proyectos que avancen en los objetivos y prioridades de Defensa europeos, fijados en la ‘brújula estratégica’ adoptada en marzo por los líderes de la UE.

Señaló que en el nuevo contexto de seguridad, estas inversiones contribuirán a cerrar la brecha de defensa europea.

También indicó que se está poniendo en marcha un plan de innovación en defensa de la UE de dos mil millones de euros.

Según el comunicado, en 2022, pondrá el foco en el campo del Espacio, con 120 millones destinados para el desarrollo de capacidades de alerta temprana de misiles espaciales y capacidades innovadoras de observación de la Tierra por satélite con sensores múltiples para inteligencia.

Además se proponen mejorar las capacidades de ciberseguridad y para desarrollar instrumentos de ciberdefensa, capacidades de alarma y aumentar la superioridad en información y contribuir al desarrollo de un sistema europeo de Mando y Control.

«La innovación está en el centro de nuestra respuesta a las amenazas actuales. La Comisión desbloquea nuevos fondos y da importantes pasos con nuevos instrumentos para incentivar la innovación en la Defensa y promocionar la cooperación en el seno de la UE», ha defendido la vicepresidenta de la Comisión Europea, Margrethe Vestager.

El pasado 24 de febrero, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció el inicio de una operación militar especial, para hacer frente a la agresión por parte de Kiev a las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.

De forma inmediata, el mandatario ucraniano, Vladímir Zelensky, pidió ayuda a la Organización del Tratado del Atlántico Norte y a Occidente, a pesar de no formar parte del bloque militar.

Al referirse a la militarización de Ucrania, el vicecanciller de Rusia Serguéi Riabkov argumentó que era inaceptable y que su país rechaza estas iniciativas por el peligro que constituyen para su territorio.

Internacionales