LA HISTORIA DEL KIOSCO MORISCO DE SANTA MARÍA LA RIBERA

LA HISTORIA DEL KIOSCO MORISCO DE SANTA MARÍA LA RIBERA

El Kiosco Morisco es una de las construcciones más características de la colonia Santa María la Ribera. Se encuentra localizada en la Alameda del barrio en el cruce de las calles Dr. Atl y Salvador Díaz Mirón.

De finales del siglo XIX, fue diseñado por el ingeniero José Ramón Ibarrola para servir de Pabellón de México en la Exposición Universal de 1884-1885, siendo probable que fuera fundido en Pittsburgh, Pensilvania, en los hornos de Andrew Carnegie, amigo de Ibarrola.

Tras la exposición, fue traída a México a principios del siglo XX instalandose en el costado sur de la Alameda Central, enfrente del Ex Templo de Corpus Christi, siendo sede de los sorteos de la Lotería Nacional. Durante el Centenario de la Independencia Mexicana el presidente Porfirio Díaz mandó levantar el hemiciclo a Juárez en la ubicación del kiosco, siendo este trasladado a su ubicación actual por la petición de los colonos de Santa María La Ribera.

El tiempo que estuvo el Kiosco Morisco en la Alameda Central, de 1906 a 1910, fue sede de sorteos de la Lotería Nacional, así como de funciones de cine. Cuando Porfirio Díaz mandó a poner el Hemiciclo a Juárez, en el mismo lugar en el que estaba el Kiosco, en 1910 por el centenario de la Independencia de México, este fue trasladado a la Alameda de la colonia Santa María la Ribera, y reinaugurado en septiembre de 1910, acompañado de una ceremonia oficial y un baile público.

La estructura recibe su nombre por la clara influencia árabe en su diseño, conformado por columnas, arcos, cúpula y detalles en las paredes, todos ellos pertenecientes a la arquitectura mudéjar, es decir, el estilo islámico que prevaleció en España durante la dominación árabe y después incluso de la Reconquista, un periodo histórico comprendido entre el siglo VII hasta bien entrado el siglo XV de nuestra era.

Se ha reparado en diferentes ocasiones por diferentes administraciones, siendo cambiados los vitrales por cristal común y el adoquín rosa por cuadros de cemento, que le restaron colorido y la colocación de barandillas. En él se han realizado actos y eventos artístico esporádicos para darle más uso.

CDMX