Encargarse de las tareas del hogar tiene un beneficio para la salud que ni te imaginas

Encargarse de las tareas del hogar tiene un beneficio para la salud que ni te imaginas

CDMX, 23 de febrero del 2022.- Lavar los platos, limpiar la casa o planchar no son las tareas cotidianas más placenteras y muchas personas tratan de evitarlas. Sin embargo, un estudio científico reveló que estos quehaceres domésticos pueden reducir hasta un 30% la posibilidad de sufrir un derrame cerebral.
Hasta el momento, los médicos recomendaban llevar una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente y evitar beber o fumar demasiado alcohol para reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. Pero además, ahora aseguran que las tareas domésticas tendrían un gran impacto positivo también. Así lo revela un estudio llevado a cabo por la Universidad de California del que participaron 5.500 mujeres de entre 63 y 97 años, sin ninguna enfermedad cardíaca al comienzo del estudio. A todas se les pidió que llevaran un dispositivo de seguimiento de movimientos durante una semana.
En el transcurso de la investigación, 616 mujeres fueron diagnosticadas con enfermedades cardiovasculares y 253 de las cuales sufrieron un accidente cerebrovascular.
«El estudio demuestra que todo movimiento cuenta para la prevención de enfermedades. Pasar más tiempo en movimiento (…) resultó en un menor riesgo de enfermedad cardiovascular», resaltó el autor principal Steve Nguyen, según publica Infosalus.
Los resultados mostraron que las participantes que lavaban los platos, limpiaban regularmente la casa y cocinaban tenían un corazón más saludable, en comparación con aquellas que no realizaban estas tareas regularmente.
«Gran parte del movimiento que realizan los adultos mayores está asociado a las tareas de la vida diaria, pero puede no considerarse actividad física. Comprender los beneficios del movimiento en la vida diaria y añadirlo a las directrices de actividad física puede fomentar un mayor movimiento», advierte la científica Andrea LaCroix.
Las mujeres que hicieron al menos cuatro horas de «movimiento de la vida diaria» tuvieron un 62% menos de probabilidades de muerte cardiovascular, en comparación con aquellas que hicieron menos de dos horas.
Salud