El pigmento de México para el mundo. Rojo mexicano. La grana cochinilla en el arte

Ciudad de México, 7 de noviembre de 2017.- El impacto de la grana cochinilla en la paleta de grandes maestros de la pintura, es una aportación que México le ha legado al mundo. La exposición Rojo mexicano. La grana cochinilla en el arte tiene como objetivo ahondar en el conocimiento de esta aportación de nuestros antepasados.

Así lo refirió la titular del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Lidia Camacho, durante el recorrido para medios realizado ayer martes 7 de noviembre en el Museo del Palacio de Bellas Artes, en el cual resaltó el protagonismo dentro de la historia, no solo a nivel artístico, sino también económico, político y social de este pigmento.

Señaló que la gran mayoría de las piezas que el público podrá apreciar del 10 de noviembre de 2017 al 4 de febrero de 2018 datan del siglo XVI hasta finales del XIX. “Estas obras muestran el impacto de la grana cochinilla como mercancía mundial de la temprana globalización de aquel entonces, así como su valor simbólico, su expansión geográfica y la trascendencia actual de este producto mexicano.

“La muestra consta de 70 obras, 49 procedentes de 16 colecciones nacionales y 21 piezas de 11 acervos internacionales. Tiene como objetivo fundamental resaltar la importancia de este producto milenario cuyas características genéticas le permitieron destacarse entre otros pigmentos y posicionarse como uno de los predilectos entre artistas como Tintoretto, Tiziano, Turner, Renoir y por supuesto Van Gogh, de quién hoy en día sabemos que en aproximadamente 40 de sus obras utilizó este maravilloso pigmento mexicano”.

La funcionaria resaltó el privilegio de albergar importantes obras del arte mundial que serán exhibidas por primera vez en nuestro país: La recámara de Van Gogh en Arlés del pintor neerlandés y La deposición de Cristo de Tintoretto.

Además, indicó que en el marco de esta exposición se han preparado una serie de actividades de carácter didáctico y lúdico para que el público tenga un mayor conocimiento y acercamiento a este producto.

Realizó una mención especial al aporte intelectual que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación realizó para el micrositio de esta exposición, mismo que podrá ser consultado y que incluirá diferentes testimonios en los que se destaca la producción de la grana cochinilla en 15 estados de nuestro país.

Finalmente, Lidia Camacho agradeció a Miguel Fernández Félix, director del Museo del Palacio de Bellas Artes, por el enorme esfuerzo y tenacidad para la realización de esta exposición y subrayó que dicha muestra se pudo concretar gracias al trabajo conjunto realizado por el INBA y numerosas instituciones fruto del Coloquio internacional sobre la grana cochinilla en el arte, desarrollado en 2014. En él se reunieron especialistas de Francia, España, Holanda, Inglaterra, Argentina, Estados Unidos y México.

“Es muy importante el hecho de volver a nuestras raíces y reconocer en este insecto un producto que le dio fama a nuestro país en el mundo. Vale la pena que todos los mexicanos vengan a ver estas obras reconocidas en el ámbito internacional y que tienen un elemento en común y con el cual sentimos una enorme identidad, la grana cochinilla”, concluyó.