Destacan la relevancia histórica del Taller de Gráfica Popular en el Museo Nacional de la Revolución

Con motivo de la muestra TGP 80 años: Taller de Gráfica Popular, que exhibe el Museo Nacional de la Revolución (MNR), este fin de semana el crítico de arte Alberto Híjar y el Humberto Musacchio recordaron la relevancia histórica del Taller de Gráfica Popular (TGP), centrándose en las vicisitudes por las que ha pasado el colectivo fundado en 1937 por un grupo de creadores que apoyó en México las luchas sociales mediante carteles, folletos, pósters y volantes, entre otros materiales de propaganda.

En la conferencia, realizada el sábado 3 de febrero, Alberto Híjar y Humberto Musacchio recordaron el movimiento social y artístico que por medio de grabados, libros, revistas y carteles construyó un frente social comunista en contra del nazismo y el fascismo a partir de las primeras décadas del siglo pasado.

Los especialistas trajeron al presente las hazañas más importantes y representativas del taller, así como la importancia de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR), la cual durante el mandato de Lázaro Cárdenas ya había cobrado fuerza a pesar de ser un movimiento comunista, y para cuya lucha los artistas de la Escuela de Artes Plásticas elaboraban carteles, mantas y volantes.

El Taller de Gráfica Popular fue inaugurado en 1937 por un grupo de artistas de la antigua Escuela de Artes Plásticas que se reunían con el fin de construir un espacio en pro del arte y la creación. El proyecto fue iniciado y consolidado por los pintores Leopoldo Méndez, Luis Arenal, Pablo O’Higgins, Raúl Anguiano, Ángel Bracho y Alfredo Zalce, junto con el muralista David Alfaro Siqueiros.

En 1938, la extinción de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios generó un incremento de militantes comunistas en el Taller de Gráfica Popular, cuya fuerza y los ideales que promovía comenzaron a traspasar las fronteras, inspirando el surgimiento de talleres similares en Estados Unidos.

El escritor, periodista y ensayista Humberto Musacchio recordó que en 1960 el Taller de Gráfica Popular retomó fuerza, gracias a la intervención de Jesús Álvarez Anaya. “Para los años cincuenta el taller se había convertido en una situación totalmente decadente; el local se encontraba en pésimo estado, abandonado y muy sucio; sin embargo, Chucho Anaya se encargó de ponerlo en funcionamiento de nuevo en los años sesenta”, recordó.

El crítico de arte catedrático de la UNAM Alberto Hijar expresó su desacuerdo con la situación cultural, política y social que atraviesa México, por lo que hizo un llamado a la comunidad para sumarse a los movimientos e ideologías que impulsan la empatía, la solidaridad y la toma de conciencia acerca de las posturas derechistas e impositivas.

También dijo que es importante reconocer a los verdaderos artistas del país y su legado. Puso como ejemplo la obra de Federico Silva, Andrea Gómez y demás autores que han sido olvidados y minimizados por las corrientes contemporáneas y comerciales, y exhortó a las autoridades a promover la verdadera cultura, a buscar calidad y no popularidad.

Híjar destacó que las obras creadas por el Taller de Gráfica Popular no se centraban sólo en lucha, fuerza y rebeldía; por el contrario, retrataban la ternura y la sensualidad que la vida ofrece hasta en las situaciones más críticas y precarias.  “No todo eran puños en alto, guerra o bocas vociferantes; había trabajos como los de Fanny Rabel que connotaban ternura, sensualidad, pureza, pasión y amor por la vida y el arte mismo”, apuntó el catedrático.

La conferencia “Vicisitudes del Taller de Gráfica Popular” se llevó a cabo el sábado 3 de febrero en el Museo Nacional de la Revolución (Plaza de la República s/n, colonia Tabacalera), recinto de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, y forma parte de un ciclo de actividades paralelas organizadas por el museo en torno a la exposición TGP 80 años: Taller de Gráfica Popular.

Curada por el propio Alberto Híjar, la muestra permanecerá en exhibición hasta el 8 de marzo. Presenta 121 obras originales, de las cuales 93 son grabados, 17 carteles, dos placas litográficas y pósters con obras de artistas como Leopoldo Méndez, Pablo O’Higgins, Luis Arenal, Adolfo Mexiac, Alberto Beltrán, Fanny Rabel, Mari Martín y María Luisa Martín, entre otros.

El 17 de febrero, a las 13:00 horas, se realizará el conversatorio “El exilio del arte: la visión internacional del TGP”, a cargo de Viridiana Zavala Rivera y Alejandro Rodríguez George, estudiantes e investigadores del posgrado de Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las actividades paralelas finalizarán con una mesa de diálogo que reunirá a artistas plásticos contemporáneos, integrantes activos del Taller de Gráfica Popular, el 24 de febrero, a las 13:00 horas, para hablar sobre el taller que desde su génesis fue pensado como un detonador de justicia social y de denuncia.