Después de elecciones del EDOMEX deberá subir el salario mínimo

 

CDMX a 25 de Mayo de 2017.- El Secretario de Desarrollo Económico (Sedeco), Salomón Chertorivski, aseguró que si bien están dadas las condiciones para incrementar el salario mínimo a 92.41 pesos diarios, los sectores productivos esperan que se dé una vez concluidas las elecciones en el Estado de México

En el marco de la toma de protesta del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de Comercio, el Titular de la Sedeco señaló que los trabajadores de nuestro país no pueden esperar más

“Ya no hay pretextos, se han resuelto todas y cada una de las dudas y no existe un mejor momento para incrementar el salario porque los trabajadores no pueden esperar, porque nuevamente vemos con preocupación que crece el número de trabajadores que gana menos de dos salarios mínimos y no pueden siquiera llevar una vida con dignidad”, enfatizó el Secretario Salomón Chertorivski.

Por eso, indicó, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, inició hace tres años la lucha por una nueva política salarial que empuje al salario mínimo hacia arriba y permita, por lo menos, adquirir la canasta alimentaria.

Expuso que si el país crece y genera riqueza, ésta se debe de distribuir de mejor manera y hasta que no se haga, los trabajadores no podrán contribuir a la economía mediante el consumo y se tendrá un país que crece poco y que se vuelve cada día más desigual.

Por dicho motivo, el Secretario de Desarrollo Económico se pronunció por esperar a que pasen los comicios en el Estado de México, “pero a partir de ahí ya no dejemos ni un minuto más sin que logramos este avance”.

Recordó que el Jefe de Gobierno, Miguel Angel Mancera, ha dicho que están las condiciones dadas para subir inmediatamente, de los 80 a los 92.41 pesos.

Detalló que esos 12.41 pesos los utilizarán en un kilo de tortilla o en un litro de leche, lo que fomenta y genera mejores condiciones para el mercado interno.

El responsable de la política económica reconoció que no es suficiente, pero es un primer paso viable y que por lo menos sirve para que el trabajador pueda desayunar, comer y cenar.

A partir de ahí, agregó, en los siguientes años se pueda llegar a los 185 pesos, que sería la línea de pobreza, debajo de la cual se encuentran más de  14.5 millones de personas que a pesar de trabajar llegan a su casa y siguen siendo pobres.

Sostuvo que se ha demostrado que el incremento salarial no afecta la inflación y por eso la prioridad en la política pública de Miguel Ángel Mancera son los trabajadores.