Feria del Libro Judío

CDMX, 14 de Agosto de 2019.- Organizada por el Centro de Documentación e Investigación Judío de México (CDIJUM) y bajo el auspicio del Fondo de Cultura Económica (FCE), del 20 al 29 de septiembre se llevará a cabo la tercera edición de la Feria Internacional del Libro Judío (FILJU).

En conferencia de prensa, el presidente del Patronato del CDIJUM, Mayer Zaga Galante, dijo que en esta ocasión la feria abordará la cercana relación que existe entre la ciencia y la literatura, porque hoy más que nunca el ámbito científico necesita expresiones del arte, particularmente de la palabra escrita.

Informó que el Premio FILJU 2019 será para el economista, politólogo y analista Luis Rubio Freidberg, esto como un acto de reconocimiento a un hombre que «ha puesto su pluma para expresar sus puntos de vista sobre muchas actividades de México”.

La presidenta del Comité Académico de dicho centro, Silvia Hamui Sutton, indicó que la ceremonia del premio “que reconoce la destacada trayectoria de un miembro de la comunidad judía en México”, se llevará a cabo el día 22 de septiembre.

Agregó que el Patronato del CDIJUM y el comité organizador de la feria acordaron otorgar el premio a Rubio Freidberg, porque “ha logrado con su trabajo como analista y columnista internacional, contribuir al desarrollo de las ciencias económicas y políticas de México”.

Enrique Chmelnik Lubinsky, director de la FILJU, en su oportunidad señaló que hay un número significativo de personas quienes encuentran en esta feria una puerta de entrada para acercarse a una cultura, con la cual no han experimentado contacto y, por lo tanto, no poseen un conocimiento profundo de ella.

Dijo que los autores internacionales invitados a la feria son el escritor y matemático brasileño Jacques Fux (Brasil, 1977), así como los físicos y escritores José Edelstein (Argentina, 1968) y Andrés Gomberoff (Chile, 1969).

Librería se convierte en bosque

El director del Fondo de Cultura Económica (FCE), Paco Ignacio Taibo II, destacó que siempre han estado los libros judíos en las librerías, pero “la gracia de hacer una feria internacional del libro judío es ponerlos juntos y observar el espectáculo y la variedad del material”.

“Creo que va a ser una feria de entrada extraordinaria e interesante y creo que hay que seguir produciendo este tipo de materiales, este tipo de reorganizaciones de libro… la librería lamentablemente se está volviendo un bosque: ves el bosque pero nos ves los árboles”, apuntó.

Añadió que “entras a la librería y el libro que te va a fascinar está perdido, no lo encuentras, no te lo recomendaron a tiempo, nadie te dijo ‘este libro te va a volar las neuronas’; la publicidad no está funcionando, todos se publicitan en el mismo nivel y además cada vez de una manera más blanda y frívola”.

Dijo que es importante este descubrimiento al reorganizar los libros, ya que rompe el bosque y deja que se vean los árboles. “Vamos a seguirla haciendo [la feria] durante muchos años, por lo menos seis, muy probablemente 36, porque así se vienen las cosas y bienvenida esta exposición de la feria del libro judío. En el mejor de los casos va a sorprender al lector que se acerque”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *