Consejos para visitar el Grand Palace de Bangkok

Consejos para visitar el Grand Palace de Bangkok

Fotos e información Mel Longhurst/Capital Pictures PHOTO: BRAINPIX/Maya comunicación

El Grand Palace de Bangkok, residencia oficial de los Reyes de Siam (posteriormente Tailandia) desde 1782 hasta 1925, es una maravilla.

Es cierto que es uno de los lugares más turísticos de la capital de Tailandia (y de todo el país), y que la afluencia de visitantes es enorme prácticamente todos los días; pero, aún así, merece la pena visitarlo.

No obstante, para tratar de darle esquinazo a las masas y para disfrutar al máximo de tu visita a este enorme complejo de palacios, que cuenta con más de 218000 metros cuadrados de extensión, es conveniente conocer de antemano algunas características del lugar y seguir estos consejos que te dejo a continuación.

Cuanto antes, ¡mejor! Como te comentaba al comienzo del post, el Grand Palace es uno de los enclaves turísticos más populares del país, así que si quieres evitar a la multitud de turistas que lo visitan a diario, lo mejor es hacerlo lo antes posible.

De esa manera le darás esquinazo, al menos, a los grandes grupos que realizan recorridos por Tailandia y que llegan todos de golpe en su preciado y gigantesco autobús.

El Grand Palace abre a las 8:30 de la mañana, así que si puedes estar en la puerta a esa hora sería ideal, ya que a partir de las 10 de la mañana es cuando se empieza a llenar exponencialmente.

El madrugón merecerá la pena, ya que la experiencia será infinitamente mejor que si lo visitas cuando ya está a rebosar de gente, y evitarás que te pase algo como lo que nos ocurrió a nosotros en el Palacio da Pena en Sintra, Portugal.

No te recomendaría visitarlo a última hora de la tarde si es tu primera vez en el Grand Palace de Bangkok, ya que merece la pena verlo a plena luz del día que es cuando, además, están abiertas las diferentes estancias.

Sin embargo, si vas a estar muchos días en Bangkok o ya has visitado en otra ocasión y durante el día este complejo de palacios, puede ser una buena opción acercarte a verlo cerca de la hora de cierre (el palacio que más tarde cierra, a las 17:00, es el Wat Pho, donde se encuentra el Buda Reclinado).

Por pura casualidad, en una ocasión acabé visitándolo cuando ya estaban cerradas las diferentes estancias, incluido el Wat Pho; nos dejaron pasar sin tener que pagar nada y fue algo fantástico. Estaba prácticamente vacío (había menos de 10 personas pululando por allí) y con la incipiente oscuridad el ambiente era muy especial.

No obstante, como decía, a esa hora ya no se podía visitar el interior de las edificaciones que conforman el Grand Palace; pero pasear por los exteriores, que son muy bonitos, sí.

Así que si quieres disfrutar del Grand Palace casi en exclusiva para ti y disfrutando del anochecer entre sus preciosas construcciones, espera al final de la tarde y prueba suerte. No puedo asegurarte que pases, ya que no sé si lo nuestro fue un golpe de suerte o es algo que se puede hacer de manera habitual, pero te recomiendo intentarlo. Y si lo intentas y me cuentas si pudiste ver el Grand Palace al anochecer o no, saldremos de dudas sobre si es algo habitual ;).
Ten en cuenta el código de vestimenta

Es importante que el día que vayas a visitar el Grand Palace de Bangkok prestes atención a la ropa que vas a llevar, sobre todo si eres mujer.

No se permite acceder en pantalones cortos, camisetas de tirantes, de manga hueca, que dejen el ombligo al aire o se transparenten; tampoco se puede entrar al complejo con faldas que queden por encima de la rodilla, pantalones muy ajustados tipo leggings, pantalones con roturas (de estos que vienen rotos a caso hecho por las rodillas y los muslos) ni pantalones cortos.

Es decir, para acceder a los templos es necesario llevar los hombros y las piernas cubiertos.

Por tanto si vas a salir de tu alojamiento en Bangkok con los hombros descubiertos (y probablemente es como querrás ir por el calor), no olvides llevarte un pañuelo lo suficientemente grande como para cubrirlos durante tu visita al Grand Palace.

Del mismo modo, si vas en pantalones cortos, llévate un pañuelo o pareo (que no se transparente) para cubrirte las piernas.

Cerca de la entrada hay un puesto en el que puedes alquilar este tipo de prendas para cubrirte, dejando una fianza de 300 baht, pero si te lo puedes llevar tú directamente, mejor.

Descálzate cuando sea necesario

Para acceder a muchas de las edificaciones que encontrarás dentro de este complejo de palacios será necesario que te quites los zapatos.

Puede que no te guste la idea, pero no dejes de hacerlo ya que es un aspecto importante en su cultura y religión; sería una falta de respeto tratar de acceder con calzado cuando se indica que debes estar descalzo y podría ocasionarte problemas durante tu visita al Grand Palace.

Si eres escrupuloso o no te gusta andar descalzo, llévate en tu bolso o mochila un par de calcetines o un paquete de toallitas con las que limpiarte los pies antes de volver a calzarte y listo. Como todo el mundo entra descalzo, comprobarás que está más limpio de lo que tal vez te imaginas.

Tómatelo con calma y sin prisas

Como mencionaba al inicio, este complejo es enorme; concretamente cuenta con una extensión de 218400 metros cuadrados. Además, tanto los exteriores como el interior de los diferentes palacios cuentan con multitud de elementos, decoraciones y detalles que, si eres una persona observadora, te gustará apreciar con detenimiento.

Por tanto, conviene tomarse la visita al Grand Palace de Bangkok con calma. De hecho, te sugeriría que no hagas muchos planes para ese día, para que no tengas que estar pendiente de tener que marcharte a otro lugar a una hora determinada.

Además, si no consigues darle esquinazo a la multitud de turistas, inevitablemente tendrás que llenarte de paciencia e ir a un ritmo más pausado, te guste o no; y si tienes una hora límite a la que te tienes que ir te vas a agobiar o tendrás que dejarte partes sin ver.
Llévate una botella de agua y rellénala

En Bangkok por lo general hace calor; a veces, muchísimo calor. Si bien en el interior de los palacios de este complejo se está algo más fresquito, en la zona exterior cuando está pegando el sol puedes sentir bastante sofoco. Además, como ya he comentado, es un lugar grande, y por lo tanto una visita larga.

Fotoperiodismo Turismo