Cómo asar carne a la parrilla y en su punto ideal

Cómo asar carne a la parrilla y en su punto ideal

Al momento de comprar todo lo que necesitas para una parrillada o asado, lo más recomendable es escoger las carnes al final. Y en caso de comprar carne de res, aves y mariscos, es mejor separarlas en bolsas individuales para evitar cruzar l a contaminación, advirtió el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU.
Las carnes deben estar refrigeradas hasta el momento de cortarlas y colocarlas en la parrilla. Además, solo se las deben manipular con las manos limpias, al igual que todos los utensilios con los que entrará en contacto.
De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, se debe usar un paño húmedo o una toalla de papel para limpiar la superficie de la parrilla antes de cocinar y no es nada recomendable usar cepillos de alambre para la limpieza de la parrilla porque pequeños pedazos pueden desprenderse y luego pegarse a los alimentos.
Todos los jugos que hayan entrado en contacto con la carne cruda deben ser desechados porque pueden propagar gérmenes a los alimentos cocidos y siempre es mejor emplear utensilios limpios a la hora de quitar la carne cocida de la parrilla.
Estas son las temperaturas ideales para cada tipo de carne:
63 ° C: cortes enteros de res, cerdo, cordero y ternera (tiempo de reposo de 3 minutos a esta temperatura)
63 ° C: pescado
71 ° C: hamburguesas y otra carne molida
74 ° C: todas las carnes de ave y precocinadas, como los chorizos
Para mayor seguridad se puede emplear un termómetro especial para alimentos. Mientras que la temperatura ideal para calentar las carnes debería ser 60 ° C o más caliente.

Estilo