Chivas se reencontró en 2017 con un título, tras 11 años de sequía

CDMX a 26 de Diciembre de 2017.- Tras 11 años de sequía, el equipo del Guadalajara regresó a lo más alto del futbol mexicano en 2017, el cual tuvo un excelente primer semestre, pero que sufrió mucho en el segundo, en el cual no tuvo los argumentos para defender su campeonato.

Lo que parecía ser la última oportunidad para el argentino Matías Almeyda al frente de Chivas significó su más grande logro con los “Rojiblancos”, con los que además conquistó la Copa MX en ese mismo semestre.

Dentro de los refuerzos que llegaron destacaron el del volante Rodolfo Pizarro, quien fue un elemento muy importante, además de Guillermo Martínez; mientras que se fueron Carlos Peña, Antonio Rodríguez y Marco Bueno.

Pocos creían que este equipo sería capaz de pelear con otros, como Monterrey, Tigres de la UANL o en menor medida el Toluca, pero conforme transcurrió el certamen dieron muestra de su potencial hasta colarse a la Liguilla como tercero de la clasificación.

Ya en la fase final, primero dieron cuenta del Atlas en cuartos de final, mientras que en semifinales hicieron lo propio con el Toluca, para así regresar a una gran final en la que se vieron las caras con los Tigres de la UANL, ante el cual le daban pocas posibilidades.

El “Rebaño Sagrado”, sin embargo, sacó el empate a dos goles en el juego de ida, en el cual tuvieron una ventaja de dos anotaciones, y en la vuelta, con tantos de Alan Pulido y José Juan Vázquez lograron el título para alcanzar al América en el primer sitio de máximos ganadores en México.

Tras el campeonato, el primer gran error de la directiva que encabeza Jorge Vergara junto a José Luis Higuera fue el no haber reforzado al equipo, aunado a que muchos de sus jugadores no realizaron pretemporada debido a que participaron en la Copa Oro con la Selección Mexicana de futbol.

Todo el certamen fue prácticamente una pesadilla, ya que su primer triunfo se dio hasta la fecha ocho, cuando dieron cuenta en calidad de visitante del Pachuca; sin embargo, nunca tuvieron un despertar verdadero y se despidieron en el sitio 13 de la competencia, sin poder defender su título.