Capitalinos, preparados para atender nueva norma de recolección de basura

El repicar de la campana y el grito: “la basura”, alertan a los habitantes de la Unidad Habitacional 5 de Diciembre en la colonia Barrio Zapotla en la delegación Iztacalco, quienes salen de los edificios con botes y bolsas, previo a la aplicación de la nueva norma de recolección, algunos ya separan los residuos.

La señora María Eugenia Vázquez, explicó que en la unidad ya se separa la basura desde hace cinco año,s por lo que la norma que entrará en vigor este sábado en la Ciudad de México será de fácil aplicación, “aquí tenemos mucho tiempo separando la basura, al menos en orgánicos e inorgánicos por lo que sólo tendremos que adecuarnos”, afirmó.

Otro habitante del lugar, Daniel Armenta, dijo que no han recibido información suficiente sobre las categorías en las que se separarán los residuos, “nos hemos enterado por los medios de comunicación, pero creo que las autoridades tendrían que poner carteles informativos, nosotros tenemos la mejor disposición de acatar la ley”.

La nueva Norma Ambiental de Separación de Residuos que implementa el Gobierno Capitalino con la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), dividirá la recolección en cuatro segmentos: orgánicos, inorgánicos reciclables, inorgánicos no reciclables y desechos de manejo especial y voluminosos.

Al respecto, el delegado en Iztacalco informó que la demarcación está lista para la entrada en vigor de la norma ambiental NADF-024-AMBT-2013, “es una nueva etapa de separación de desechos, que requiere de la atención del servicio de limpia; una labor que puede pasar desapercibida para muchos, pero que es parte fundamental del tratamiento que se le da a la basura”.

Esa medida está encaminada a proteger el medio ambiente; además destacó la función de los barrenderos, de los choferes de los camiones recolectores y sus macheteros, que día a día limpian la delegación.

Como parte del proceso de preparación para la aplicación de la nueva norma ambiental, la administración delegacional registró 110 camiones recolectores de basura ante la Sedema.

Lo anterior, con el objetivo de tener el control de los vehículos oficiales que realizan la recolección de desechos voluminosos de manejo especial, de acuerdo a la disposición de las modificaciones a la Ley de Residuos Sólidos y al Código Penal del Distrito Federal realizadas por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en junio pasado.

“Se ha capacitado al cien por ciento del personal, empezando por los mandos y en el campamento de vehículos, a todos los choferes, los peones que trabajan con los choferes; y en el barrido manual, a todos los compañeros que realizan esta actividad”, informó el Jefe de Unidad Departamental de Limpia de la Dirección General de Servicios Urbanos delegacional, Mario Hernández Batalla.

En relación al personal, la delegación explicó que la Agencia de Gestión Urbana capacitó sobre la nueva norma a 30 mil trabajadores de las 16 delegaciones, entre sindicalizados y voluntarios; de ellos, pertenecen a Iztacalco 110 operadores de camiones, 330 peones, es decir auxiliares de chofer y 417 barrenderos de carrito.

La capacitación detalló aspectos básicos como los criterios y especificaciones técnicas bajo las cuales se deberá realizar la separación, clasificación, recolección selectiva y almacenamiento de los residuos sólidos en la Ciudad de México.

Por otro lado, la delegación impartió el curso sobre el nuevo modo de clasificación en escuelas y mercados de Ia demarcación, explicó que a la fecha se han capacitado 30 por ciento en centros educativos y el 60 por ciento en los centros de abasto. Todos los días, en la Ciudad de México se producen 13 mil toneladas de basura, de las cuales ocho mil 600 son residuos inorgánicos y cuatro mil 400 de orgánicos, según reportes de la Sedema.

En Iztacalco, se reporta que en mayo de este año se recolectaron 27 mil 975 toneladas de desechos, de las cuales 26 mil 308.9 fueron inorgánicos, esteo es 94 por ciento, y mil 666.1 toneladas fueron orgánicos, seis 6.0 por ciento.

En la actualidad, en la Ciudad de México se separa entre 10 y 15 por ciento de los residuos orgánicos, con la nueva disposición, se proyecta que se separe 30 por ciento de los residuos sólidos inorgánicos lo que equivale a cerca dos mil 580 toneladas.

La demarcación explicó que se sostendrán reuniones diarias con los recolectores por tiempo indefinido, a fin de analizar y revisar el comportamiento del nuevo proceso de recolección.