Residuos sólidos deben usarse para generar viviendas sustentables: Wendy González

CDMX a 11 de Julio de 2017.- Una vez entrada en vigor la nueva disposición oficial de separación de basura, la diputada Wendy González señaló que ni la Secretaría del Medio Ambiente local, ni el titular de la Agencia de Gestión Urbana, han mencionado que harán con las dos mil toneladas de residuos reciclables que pretenden captar con esta nueva política.

“Sin duda es necesario realizar un mayor reciclaje de la basura que producimos en esta ciudad, pues cada ciudadano genera un promedio de 1.5 kilos al día y casi 13 mil toneladas es lo que generamos al día”.

Sin embargo, es necesario mejorar la gestión integral de residuos. No obstante, dijo que la nueva norma de separación de basura en cuatro categorías, no explica qué se hará con los residuos reciclables, los cuales, en el caso del PET, el papel y el cartón, podrían ser utilizados para producir ladrillos ecológicos como ya se hace en otras latitudes.

Con estos ladrillos ecológicos se pueden y deben favorecer proyectos de vivienda ecológica para ayudar a los que menos tienen, se trata de generar un bien social con estos residuos, y no de dar paso a negocios de particulares en los cuales priven los intereses económicos de unos cuantos sobre el bien común.

Además de ser una oportunidad para generar vivienda ecológica, también se pueden producir implementos para parques y jardines, con el PET reciclado, como bancas o postes.

Por otra parte, la Presidenta de la Comisión de Gestión Integral del Agua, solicitó desde esta soberanía, que la Secretaría del Medio Ambiente y la Agencia de Gestión Urbana, prioricen la entrega de composta a los productores rurales del sur, para incrementar la producción de productos orgánicos, pues en ellos se protege la salud de los consumidores, de los campesinos y de la naturaleza.

“Esta política de reciclaje se debe complementar con el cuidado de las barrancas, que son utilizadas como tiraderos clandestinos en el suelo de conservación, para que progresivamente logremos tener una política de basura cero”.

Para ello, explicó, debemos centrarnos en recuperar la mayor materia orgánica, aumentar la vida útil de los productos cotidianos y disminuir drásticamente la generación de desechos innecesarios, con la finalidad de lograr cero basura hacia vertederos o plantas de tratamiento.

En este sentido, habló de la necesidad de poner un alto a la producción y consumo desmesurado de bolsas de plástico, pues solo se utilizan unos minutos y afectan a la naturaleza por siglos.

Finalmente, añadió que es necesario desarrollar una política pública que involucre a los niños, con talleres y materiales didácticos significativos, que generen en los pequeños el conocimiento, amor y defensa de nuestro planeta, partiendo de los problemas locales de la ciudad, como son la basura, las emisiones a la atmosfera o la huella hídrica, esto es pensar global y actual local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *