Se consolida el bachillerato intercultural en México

CDMX a 10 de Abril de 2017.- El bachillerato intercultural se consolida en el país, al haberse establecido 20 planteles en Chiapas, Yucatán y Chihuahua, para responder a la demanda en donde hay el mayor número de indígenas, informó el subsecretario de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán Gutiérrez.

Es un esfuerzo que tenemos que multiplicar, el bachillerato intercultural esta arrancando y va a tomar fuerza después de 2018, vamos a tratar de concluir la presente administración con al menos 50 bachilleratos interculturales y varios cientos de telebachilleratos, resaltó.

El funcionario de la Secretaría de Educación Pública (SEP) destacó en entrevista con Notimex que México también tienen alrededor de 12 universidades interculturales.

Explicó que la interculturalidad es una disposición de reconocer la diversidad y de enriquecerse a través de ella en todo sentido.

“Un enfoque que rescate las aportaciones de las diferentes culturas, fundamentalmente las indígenas, que en ese momento reconozca esa diversidad, que se enriquezca en el diálogo intercultural en esos espacios”, señaló Tuirán Gutiérrez.

Añadió que lo fundamental es que en esos espacios se desarrollen planes y programas que no solo contemplen las competencias y los contenidos típicos de un bachillerato general, sino que canalicen a los jóvenes para que sean capaces de dar respuesta a los problemas locales.

El subsecretario de Educación Media Superior de la SEP comentó que se tiene bachillerato intercultural en el sur-sureste de la República y en el norte, en Chihuahua, aunque todavía son pequeñas las matriculas asociadas.

“Este es un bachillerato construido por la SEP, puesto a disposición de las autoridades educativas estatales, pero es un modelo que depende del interés de los grupos y de las autoridades estatales y nosotros operamos bajo demanda de ellos”, anotó.

Aclaró que además, en otra modalidad que son los bachilleratos comunitarios, se ofrecen servicios a unidades indígenas.

Hay telebachilleratos interculturales en entidades como Yucatán, Oaxaca y otros, y ahí si se han desarrollado a través de esta modalidad, son pequeños, del orden de 60 o 70 estudiantes, que se sitúan en localidades de menos de mil 500 habitantes, explicó.

A su vez, la titular de la Escuela de Pedagogía de la Universidad Panamericana, María del Carmen García, explicó que la educación multicultural alude a una tendencia reformadora en la práctica educativa.

Con ella se intenta responder a la diversidad que resulta de la convivencia y confrontación de diferentes grupos culturales, incluso étnicos. “En México, en lo que se refiere a educación superior, cuando se hablaba de interculturalidad, se hablaba de la población indígena”.

Recientemente, dijo, se ha considerado también a los estudiantes que vienen especialmente de Estados Unidos, como resultado de las políticas de deportación de ese país, comentó.

García indicó que solo el 2.0 por ciento de la población indígena de 18 a 25 años de edad ingresa a educación superior, y solo uno de cada cinco logra terminar, de acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Para la investigadora de la Dirección General de Evaluación Institucional de la UNAM, Marion Lloyd, la modalidad de educación intercultural es muy importante y es la oportunidad de llegar a un sector que ha sido marginado.

Señaló que lo que no queda claro es que intercultural no es necesariamente indígena, sino establecer el dialogo entre diferentes culturas.

Por ello, la educación superior debería ser más abierta y considerar todas las carreras y no solo aquellas que se considera podrán promover en las comunidades como turismo, temas ambientales, desarrollo sustentable y otras.

Lo anterior para que se inserten en el mercado laboral, por lo que podrían estudiar arquitectura, medicina, leyes o ingeniería, “es decir, todas las carreras y que la propia comunidad decidiera las carreras que desean”.

Lloyd señaló que actualmente hay un debate de cual sería el modelo para implementar la educación intercultural, con el fin de que los estudiantes se inserten más en el mercado laboral, y no limitarlos a quedarse solo en sus comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *