Senado aprueba reforma educativa en favor de “dreamers” mexicanos

El pleno del Senado de la República aprobó la reforma a la Ley General de Educación que contempla la revalidación de estudios de mexicanos que sean deportados de Estados Unidos, así como su inclusión al sistema educativo nacional y la flexibilización de los trámites correspondientes.

La reforma avalada con 107 votos a favor, en la sesión ordinaria de este martes, no sólo beneficiará a los connacionales retornados de Estados Unidos o “dreamers” sino también a refugiados, asilados, migrantes internos y los mexicanos que deseen obtener el registro oficial de estudios realizados en el extranjero.

Estos cambios impulsados por el presidente Enrique Peña a través de una iniciativa preferente, fue turnada a la Cámara de Diputados para su análisis y contempla que las nuevas medidas estarán dirigidas preferentemente a quienes enfrenten situación de vulnerabilidad por su situación migratoria.

De igual forma, obliga a las autoridades educativas a garantizar el acceso a la educación básica y media superior de las personas que no cuenten con documentos académicos o de identidad.

La reforma establece que la Secretaría de Educación Pública (SEP) autorizará a las instituciones privadas con reconocimiento de validez oficial de estudios a otorgar revalidaciones y equivalencias parciales de estudios, mismas que podrán ser revocables.

El senador panista, Juan Carlos Romero Hicks, expuso en tribuna que “se obliga a la autoridad federal y local a garantizar el acceso a la educación obligatoria de las personas que no cuenten con documentos académicos”.

“Esto es un gran logro. No se le pedirán a las personas, acta de nacimiento, apostille, traducción, toda esta tramitología que tenía tiempos de respuesta sumamente lentos”, subrayó el presidente de la Comisión de Educación del Senado.

A su vez, el senador perredista, Raúl Morón Orozco, indicó que ante el panorama que viven millones de jóvenes mexicanos en Estados Unidos “necesitamos más reformas, programas sociales y políticas públicas que garanticen oportunidades educativas y laborales para los que regresan, pero también para todas y todos los mexicanos que vivimos de este lado de la frontera”.

Por su parte, la senadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Graciela Ortiz dijo que está reforma favorece a quienes se sienten amenazados por el gobierno de Donald Trump, “los llamados ‘dreamers’, los jóvenes que siendo niños se fueron a vivir a Estados Unidos y que hoy viven en la constante amenaza de que pueden ser deportados en cualquier momento”.

Esta reforma atiende esta preocupación de miles de jóvenes estudiantes mexicanos para que, en caso de ser retornados a México, sean rápidamente y sin cortapisas incorporados al sistema educativo nacional, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *